Comprendiendo la soledad en la adultez mayor: desafíos y estrategias para abordarlo

La soledad en la adultez mayor es una temática de preocupación en la sociedad y suele afectar negativamente en la calidad de vida de adultos y adultas mayores y con ello traer consecuencias en la salud mental y bienestar general. La soledad es una condición influenciada por distintos factores emocionales, cognitivos y psicológicos, además de la edad, el género y las enfermedades físicas.

En este artículo vamos a explorar el concepto de la soledad en esta etapa para su comprensión desde una manera integral y profundizar sobre los factores para brindar estrategias de afrontamiento y prevención.

Qué es la soledad

La soledad es un sentimiento de inquietud frente al vacío a nivel afectivo ya sea real o percibido afectando la salud física y psicológica y el funcionamiento social de las personas (John G McGraw, 2010). Es vivenciada con rechazo o de una manera similar a la que un individuo que experimenta depresión y ansiedad.

Qué es la soledad

En la adultez mayor se encuentra especial vulnerabilidad a vivir estas experiencias de soledad de manera negativa. Sin embargo, es un sentimiento que forma parte de nuestra existencia y por ello no deberíamos predisponernos a vivirla como un momento desagradable o con gran malestar, nos invita a encontrarnos, conocernos y fomentar la creatividad.

La diferencia entre soledad y aislamiento

Estar solo no necesariamente implica sentirse solo. Tunstall J. es uno de los autores que diferencia estos conceptos refiriéndose al aislamiento como una concepción más objetiva en el sentido de carencia de contactos sociales, de interacción con otras personas; mientras que la soledad alude a una experiencia subjetiva de las interacciones sociales (Alfonso Aver), es decir, sentir falta de compañía y de relaciones significativas.

Es importante hacer esta distinción para poder abordarlos como corresponden. En la adultez mayor, los desencadenantes de la soledad pueden ser la pérdida de personas significativas, la disminución de actividades sociales y la presencia de enfermedades crónicas, mientras que el aislamiento social puede estar influenciado por factores como la falta de acceso a servicios de salud y la falta de transporte.

Factores asociados a la soledad en la adultez mayor

Algunos de los factores que contribuyen a la vulnerabilidad a experimentar la soledad en esta etapa de la vida son la autoestima baja, la disminución de la autoeficacia, la desmotivación en proyectos de vida, la disfuncionalidad motora, la serie de pérdidas ya sea de roles o de personas físicas y la disminución en el intercambio social con familiares y amigos.

Además, la presencia de enfermedades crónicas y la disminución de la capacidad física pueden limitar la participación en actividades sociales y aumentar la probabilidad de sentirse solo. A su vez, una auto evaluación pesimista de su salud, a menudo con estados depresivos o con desregulación emocional, tienen un mayor riesgo de presentar este sentimiento.

Otros factores que pueden influir en la soledad en la adultez mayor incluyen el género, el nivel socioeconómico, la cultura, bajo nivel educativo y el momento sociohistórico. La pérdida de personas significativas como la muerte de la pareja, la ausencia de hijos o la ausencia de comunicación con ellos y la pérdida de tradiciones familiares pueden influir en la percepción y vivencia de la soledad.

Factores biológicos y demográficos. La edad avanzada se asocia con un mayor riesgo de soledad, si bien no es exclusivo de este grupo etario. Asimismo, se ha observado que las mujeres presentan más soledad que los hombres, lo cual puede estar relacionado con la realización de menos actividades de socialización fuera del hogar.

Efectos de la soledad

Algunos de los efectos de la soledad en la adultez mayor son la disminución de la calidad de vida y el bienestar en general, el incremento de estados depresivos y de ansiedad y mayor riesgo a contraer enfermedades crónicas o disminución de las funciones cognitivas.

Cómo abordar la soledad en la adultez mayor

Considerando aspectos emocionales, cognitivos, conductuales y herramientas basadas en la evidencia, algunas de las estrategias que se proponen son:

  • Fomentar actividades sociales como talleres de estimulación cognitiva y de Participar en actividades comunitarias o voluntariados incrementa la posibilidad de establecer relaciones nuevas y a tener más sentido de pertenencia. Puede incluir grupos de interés, clubes de lectura, grupos de voluntariado, talleres de pintura o dibujo, taller de huerta, de bordado o tejido, entre otros.
  • Promover la comunicación y la interacción con otras personas que compartan valores o actividades que sean de su agrado. Mantener una comunicación regular con amigos, familiares y vecinos puede contribuir a estar más conectados y a reducir el sentimiento de A su vez, realizar talleres de nuevas tecnologías, como de las redes sociales y las videollamadas, podrían ser de utilidad para seguir el contacto con personas que se encuentran lejos.
  • Programas de terapia grupal o individual son una herramienta efectiva para abordar la soledad en la adultez mayor con el objetivo de desarrollar habilidades sociales, mejorar su autoestima y autoeficacia y generar un sentido de
  • Consultar por apoyo emocional y psicológico a través de procesos psicoterapéuticos. Los profesionales de la salud, psicólogos y trabajadores sociales, pueden brindar apoyo emocional y psicológico a las personas mayores que experimentan A veces no contamos con las herramientas adecuadas para afrontar y desarrollar estrategias en situaciones límites, complejas o difíciles de resolver.
  • Fomentar la actividad física y la alimentación saludable. Nuestra salud mental y física están en constante retroalimentación por ello la actividad física y una alimentación balanceada favorece a mantenerse activos y generar un equilibrio. Cuando se dificulte este punto por dificultades físicas u orgánicas, lo ideal sería buscar alguna actividad en la que sigas manteniendo la motricidad fina y gruesa en movimiento.

Superar la soledad en la adultez

Recordá que cada persona es única y las estrategias de afrontamiento pueden variar en función de las necesidades y preferencias individuales.

Conclusión

La soledad no necesariamente debe implicar una vivencia desagradable, sino que puede ser una experiencia enriquecedora que fomente el desafío de la creatividad y la flexibilidad cognitiva. En última instancia, es importante generar conciencia sobre la soledad en la adultez mayor y trabajar en la promoción de políticas y prácticas que promuevan la participación social, el bienestar y la calidad de vida de una manera integral como por ejemplo programas de actividades y apoyo en grupos, la formación correspondientes para profesionales y la implementación de políticas públicas que aborden las necesidades específicas de la población en edad avanzada.

La soledad en la adultez mayor es un fenómeno complejo y multifacético que puede afectar diferentes áreas. Desde la perspectiva psicológica, es muy importante abordar esta problemática y desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas.

Referencias bibliográficas

Rodríguez, J. F. (2006). El sentimiento de soledad en el adulto mayor. Revista Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, 20(2), 935-946. Recuperado de https://acgg.org.co/pdf/pdf_revista_06/20-2-articulo4.pdf

Ferreira, L. N., Pereira, L. N., & Gomes, L. C. (2013). Soledad en el adulto mayor: implicaciones para el profesional de enfermería. Revista de Enfermería Referência, 3(9), 131-139. Recuperado de https://www.redalyc.org/journal/3595/359562695005/html/

García, M. A. (2008). Estructura de pérdidas en la adultez mayor: una propuesta de medida. Salud Mental, 31(6), 465-472. Recuperado de https://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S0185-33252008000600006&script=sci_abstract

Gómez, M. C., & Gómez, M. A. (2012). El afrontamiento de la soledad en la población adulta. Revista de Medicina, 20(2), 123-130. Recuperado de https://revistas.upb.edu.co/index.php/medicina/article/view/1804

Gómez, M. A., & Gómez, M. C. (2020). El sentimiento de soledad en personas mayores: conocimiento y tamización oportuna. Universitas Médica, 61(2), 1-14. Recuperado de https://revistas.javeriana.edu.co/files-articulos/UMED/61-2%20(2020)/231062391009/

Abrir chat
Hola!
¿Necesitas una consulta psicológica?