Psicología inversa en el amor ¿Funciona o es perjudicial?

Los seres humanos adoramos lo prohibido. Desde que éramos niños, nos sentíamos atraídos por aquello que se nos prohibía y más de una vez hemos sido castigados por ir en búsqueda justamente de aquello que se nos negaba. ¿Por qué ocurre este fenómeno psicológico? Y lo que es más interesante… ¿Por qué continuamos con esa conducta aún en la adultez?

Este comportamiento que puede resultarnos tan desafiante, se conoce como psicología inversa entre el común de la población. ¿Escuchaste hablar de ella? Mucho se puede decir acerca de la psicología inversa, cómo aplicarla y qué efectos tiene. Desde Psicomentando te traemos la explicación definitiva desde la óptica de las relaciones amorosas. Queremos conocer más sobre qué es la psicología inversa en el amor.

Descubriendo la psicología inversa: qué es y cómo funciona

En principio, podemos definir a la psicología inversa como una técnica de persuasión que implica decir o hacer lo contrario de lo que realmente se quiere comunicar, con el fin de obtener una respuesta deseada de la otra persona. En otras palabras, se trata de persuadir a alguien a partir de comentarios o actitudes que tienden a ser desafiantes, provocar su atención hacia algo que se les niega o permanece “oculto”

Esta técnica se basa en el principio psicológico conocido como “reactancia“, que se refiere a la tendencia humana a resistir la persuasión y a querer hacer lo opuesto de lo que se nos pide que hagamos. Por ejemplo, si nos encontramos con un cartel de “prohibido pasar” o nos piden que no entremos a cierto lugar, vamos a sentir ganas de saber qué se encuentra detrás de aquello que se nos aparece como encubierto y misterioso.

Por supuesto, este es sólo un ejemplo de muchos. Quizás uno de los ámbitos donde podemos observar la psicología inversa en su mayor expresión es en la crianza de los niños. ¿Pero qué ocurre entre los adultos? Muchos adolescentes y personas adultas utilizarán la psicología inversa para enamorar o conquistar a alguien, o para evitar peleas en sus parejas. 

Entonces… ¿Qué es la psicología inversa en el amor?

La psicología inversa en el amor puede entenderse como una técnica de comunicación en la que se intenta influir en la pareja de una manera indirecta, utilizando comentarios ambivalentes o aparentemente contradictorios. Para evitar el uso directo de la persuasión, una persona puede aplicar la psicología inversa para convencer sutilmente a su pareja sobre cierta idea o decisión.

La psicología inversa en el amor funciona porque a menudo las personas reaccionan más positivamente cuando se les pide hacer algo de manera indirecta, en lugar de ser presionados directamente. Al hacer comentarios que parecen contradecir lo que realmente se quiere, se puede despertar en la pareja el deseo de “rebelarse”, y así se aumenta la probabilidad de que se tome la acción deseada.

Por ejemplo, en lugar de pedir directamente lo que se desea, se puede decir algo como “no te preocupes por mí, haz lo que quieras” con la esperanza de que la pareja tome la iniciativa y se preocupe ante la aparente indiferencia.

En algunos casos, las parejas pueden jugar a roles inversos para influir en el comportamiento del otro. Por ejemplo, alguien puede actuar como si no le importara si su pareja sale con amigos, cuando en realidad está tratando de hacer que su pareja se sienta culpable y decida quedarse en casa.

La reactancia psicológica y toda la ciencia detrás de la psicología inversa, es sumamente amplia y cuenta con varias décadas de interesantes experimentos sociales y estudios. Existen otras áreas, como el marketing, donde es importante saber cómo usar la psicología inversa.

En conclusión, seguramente te sientas identificado con alguno de estos ejemplos, ya que solemos emplear algunas de estas técnicas en nuestra vida diaria a veces incluso de forma automática y sin darnos cuenta. Sin embargo, probablemente también te hagas una pregunta: ¿La psicología inversa es realmente saludable? ¿Puede conducir a un error y al daño en la pareja? La respuesta es: depende. A continuación vamos a mostrarte aquellas ocasiones donde la psicología inversa con tu pareja puede convertirse en un grave problema.

¿Puede volverse contraproducente?

Sin dudas, si una persona abusa de esta técnica, puede volverse contraproducente y con resultados totalmente opuestos a los esperados. El uso inapropiado o en exceso de la psicología inversa con tu pareja puede conducir a la desconfianza, la confusión constante, el resentimiento y la falta de comunicación.

Algunas personas usan a la psicología inversa para convencer a otros deliberadamente sin pensar en sus sentimientos o en las consecuencias a largo plazo. También es común que se utilice a la psicología inversa para evadir la responsabilidad de tener una “conversación difícil”.

Psicología inversa para recuperar a tu ex

En cualquier caso, es importante ser conscientes del daño que podemos causar si abusamos de cualquier técnica de persuasión. Cuando la psicología inversa se transforma en manipulación y control, debemos detener por completo su uso.

Psicología inversa en el amor: ejemplos cotidianos

Ahora bien, ¿cómo podemos identificar aquellos comentarios que esconden un intento de psicología inversa para ? Aquí te dejamos algunos ejemplos:

“No te preocupes por mí, sal con tus amigos”: Un clásico en las relaciones de pareja. Este comentario puede generar algún grado de culpa en la otra persona, haciendo que tome la decisión de quedarse contigo para no dejarte solo. Aunque pueda resultar efectiva una vez, es importante tomar en consideración que también esconde cierta falla en la comunicación. ¿Por qué no comunicarle a tu pareja lo que realmente sientes?

“No quiero que me regales nada, de todas maneras nunca me hicieron regalos”. Una frase que esconde un doble mensaje, en el cual se incita a no brindar regalos pero de alguna manera también despierta el deseo de “tener un gesto amoroso” para diferenciarte del resto.

“No me importa si no quieres ir a la cena con mis amigos”. Las personas utilizan esta frase para que la pareja piense que no se espera que asista, pero en realidad busca que decida ir.

Preguntas frecuentes: algunos beneficios de esta técnica

¿Se puede usar la psicología inversa para enamorar a alguien?

Es habitual que las parejas jóvenes utilicen la psicología inversa para enamorar a alguien. Por ejemplo, si se quiere demostrar interés, en lugar de actuar de forma desesperada o necesitada, se puede mostrar una actitud más despreocupada o indiferente. Esto puede despertar la curiosidad de la otra persona y generar una sensación de desafío en ella, lo que puede llevar a un interés mayor.

Otra forma de utilizar la psicología inversa en el amor es sugiriendo indirectamente lo que se quiere. En lugar de pedir directamente una cita, se puede hacer una sugerencia vaga o ambigua que pueda ser interpretada como una invitación a salir. De esta manera, se puede evitar la sensación de ser demasiado directo o necesitado.

Es importante tener en cuenta que la psicología inversa no es una técnica infalible para lograr que alguien se enamore de uno, sino simplemente una pequeña ayuda que te dará el empujón necesario para comunicar tus verdaderos sentimientos.

¿La psicología inversa ayuda a evitar peleas innecesarias en una relación?

En algunas ocasiones, la psicología inversa con tu pareja puede ayudarte a evitar discusiones. Si sabes que tu pareja es propensa a discutir cuando se siente ignorada, podrías usar la psicología inversa y fingir que no estás interesado en hablar para atraer su atención. De esta manera, tu pareja podría sentirse más motivada para hablar y podría evitar una pelea innecesaria.

Otros ejemplos de esta técnica pueden ser:

  • Dar opciones: en lugar de decirle a tu pareja lo que debería hacer o lo que no debería hacer, ofrécele opciones. De esta manera, tu pareja sentirá que tiene más control y autonomía en la situación, lo que puede reducir la posibilidad de peleas. Por ejemplo, en lugar de decir “Deberías dejar de hacer eso”, puedes decir “¿Te gustaría intentar hacerlo de esta otra manera?”.
  • Evitar el “ataque directo”: en lugar de confrontar a tu pareja directamente, trata de abordar la situación desde otro ángulo. En lugar de decir “Por qué siempre haces eso?”, puedes preguntar “Me gustaría entender por qué haces eso”.
  • Utilizar el humor: el humor puede ser una forma efectiva de reducir la tensión y evitar peleas innecesarias. Trata de hacer una broma o un comentario ingenioso en lugar de confrontar directamente a tu pareja.

¿Funciona la psicología inversa para recuperar a tu ex pareja?

Si una persona quiere recuperar a su ex, pero ha estado insistiendo y rogando, podrían intentar usar la psicología inversa y fingir que han aceptado la ruptura y seguir adelante con sus vidas. Al hacerlo, su ex podría sentirse más intrigado y motivado a intentar recuperar la relación.

Sin embargo, y como ya hemos mencionado, es importante tener en cuenta que la psicología inversa para recuperar a tu ex pareja puede ser arriesgada y no siempre funciona.

¿Cómo evitar la psicología inversa con malas intenciones?

Para evitar el uso de la psicología inversa con malas intenciones, es importante ser consciente de las posibles consecuencias negativas que pueden resultar de su uso. La manipulación emocional y la utilización de tácticas de persuasión para lograr un resultado egoísta, pueden dañar la confianza y la comunicación en una relación.

Algunas señales de que alguien puede estar utilizando la psicología inversa con fines manipulativos incluyen:

  • Presionar para que tomes una decisión rápida: La persona puede tratar de forzarte a tomar una decisión sin darte el tiempo suficiente para pensar y reflexionar.
  • Utilizar afirmaciones contradictorias: La persona puede decir una cosa, pero su lenguaje corporal o tono de voz indica que quieren lo opuesto.
  • Hacer promesas vagas o poco claras: La persona puede prometer algo sin dar detalles o plazos específicos, lo que les permite cambiar su posición en el futuro.
  • Utilizar amenazas ocultas: La persona puede insinuar que algo malo sucederá si no haces lo que quieren, sin especificar qué es ese algo.

Para evitar ser manipulado, es importante ser consciente de estos patrones y tomar el tiempo necesario para reflexionar y tomar una decisión informada.

Importante: Este artículo es exclusivamente informativo. En Psicomentando no diagnosticamos ni recomendamos tratamientos. En caso de que necesites ayuda, consultá con un profesional.

Referencias bibliográficas

  • Cialdini, R. B., & Goldstein, N. J. (2004). Social influence: Compliance and conformity. Annu. Rev. Psychol., 55, 591-621.
  • Miron, A. M., & Brehm, J. W. (2006). Reactance theory-40 years later. Zeitschrift für Sozialpsychologie, 37(1), 9-18.
  • Rains, S. A. (2013). The nature of psychological reactance revisited: A meta-analytic review. Human Communication Research, 39(1), 47-73.
Abrir chat
Hola!
¿Necesitas una consulta psicológica?