¿Cómo actuar ante la humillación en el trabajo?

Humillación en el trabajo

La humillación laboral es una de las situaciones más temidas cuando empezamos a trabajar en una empresa, negocio o cualquier tipo de organización. Seguramente una de las preocupaciones más habituales tiene que ver con la incertidumbre de no saber si nuestros jefes o compañeros nos recibirán con un clima colaborativo o con un clima hostil.

En ocasiones, cuando la humillación se vuelve real, no nos imaginamos las terribles consecuencias que puede tener en nuestro entorno laboral o en nuestras vidas. Y es que este tipo de hostigamiento puede manifestarse de muchas formas, algunas más sutiles que otras.

Desde Psicomentando queremos que conozcas en profundidad de qué se trata este problema, y para eso debemos llamarlo por su nombre: acoso laboral o mobbing. Veremos de qué se trata, cuáles son sus señales de alerta a partir de ejemplos de humillación laboral y cómo actuar ante esta situación.

Mobbing o acoso laboral: una problemática en aumento

El acoso laboral, también conocido como mobbing, se refiere a una forma de violencia psicológica que se ejerce de manera sistemática y repetitiva sobre un trabajador por parte de sus superiores, colegas o subordinados. El mobbing puede manifestarse de diversas formas, como el aislamiento, la intimidación,, la difamación, el sabotaje, y en su forma más habitual: la humillación laboral.

El objetivo del mobbing es desestabilizar al trabajador y hacerle sentir inseguro e incómodo en su lugar de trabajo. A menudo, este acoso laboral se dirige a personas que son percibidas como diferentes o vulnerables, como aquellos que tienen alguna discapacidad, orientación sexual, género, raza o religión distintos a los de la mayoría.

Para la gente que humilla, los motivos pueden ser muy diferentes. Basta con humillar a otro para sentirse importante y superior al resto.

Sin dudas, es una problemática que ha ido en aumento en los últimos años. Por ejemplo, en un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 2021 sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, se cita que “alrededor del 10% de los trabajadores en todo el mundo informan haber sufrido acoso laboral en algún momento de su carrera” (OIT, 2021).

Las causas del acoso laboral pueden ser diversas, desde conflictos interpersonales hasta problemas organizacionales o culturales en la empresa. En algunos casos, los gerentes o supervisores pueden ser responsables de fomentar un ambiente de trabajo tóxico y hostil que promueve el acoso laboral.

 

Cómo responder a alguien que te quiere humillar

Signos tempranos de acoso laboral y humillación en el trabajo

Cuando hablamos de signos o ejemplos de humillación laboral, hacemos referencia a todos aquellos indicadores que podrían ayudarnos a identificar a tiempo el mobbing. Cuanto más tardemos en darnos cuenta de esta problemática, peores serán sus consecuencias en el clima laboral y en las víctimas. Por eso, presta atención a los siguientes indicios:

  • Cuando alguien te quiere humillar suele provocar aislamiento social, exclusión o marginación.
  • Comentarios despectivos acerca de la apariencia, habilidades o personalidad.
  • Sobrecarga de trabajo con tareas imposibles de cumplir o una cantidad excesiva de trabajo que no está en línea con el puesto o capacidad.
  • Humillar a alguien puede tomar la forma de amenazas con despedir o tomar represalias.
  • Las personas que te humillan, como colegas o superiores, pueden adoptar una vigilancia excesiva y control constante en tus tareas.
  • El acto de humillar a los demás adopta diferentes formas de discriminación en función del género, orientación sexual, religión, raza o cualquier otra característica, y el entorno laboral puede sostener esos comportamientos.
  • Sin dudas, cuando alguien te quiere humillar, puede realizar burlas o bromas pesadas, comentarios inapropiados de manera repetitiva y signos evidentes de incomodidad. Es importante no dejar pasar estos comentarios y tomarlos con seriedad, antes de que empeoren y se normalicen.

Por supuesto, estos ejemplos pueden ayudarte a prestar más atención si crees que eres testigo del mobbing, o también cuando te humillan en el trabajo y eres tú quien padece este tipo de acoso. Si quieres saber más sobre el perfil de la gente que humilla, lee el artículo por qué una persona humilla a otra.

¿Cómo tratar a una persona que humilla?

Si estás siendo víctima de acoso laboral o conoces a gente que humilla, debes saber que existen acciones que se pueden realizar para cambiar la situación. Si te estás preguntando cómo responder a alguien que te quiere humillar, aquí hay algunos consejos que te ayudarán a pensar bien tu próxima acción:

  • Informa a tu supervisor o a Recursos Humanos: Si sientes que es un espacio seguro, proporciona detalles específicos sobre lo que has observado y cualquier información adicional que pueda ayudar saber cómo actuar cuando te humillan en el trabajo.
  • Apoya a la persona afectada: Si conoces a la persona que está siendo acosada, ofrece tu apoyo y asegúrate de que sepa que estás allí para ayudarla. Escucha sus preocupaciones y ayúdala a documentar cualquier incidente de acoso.
  • Documenta el acoso: Mantén un registro detallado de cualquier incidente de acoso laboral, incluyendo la fecha, hora, lugar, personas involucradas y detalles específicos sobre lo que sucedió. También puedes guardar cualquier correo electrónico, mensaje de texto o nota que pueda ser útil como evidencia.
  • Habla con alguien de confianza: Busca a alguien en quien confíes, como un amigo, un familiar, un colega o un profesional de recursos humanos, y comparte tus preocupaciones con ellos. Pueden ayudarte a buscar la manera en cómo responder a alguien que te quiere humillar y a determinar tus siguientes pasos.
  • Busca ayuda externa: Si tu empleador no toma medidas con las personas que te humillan o si no te sientes cómodo hablando con él, busca ayuda externa. Puedes hablar con un abogado especializado en acoso laboral, un sindicato o una agencia de empleo estatal. Incluso puedes ir en búsqueda de un terapeuta que te acompañe y te ayude a tomar una decisión.
  • Cuida de ti mismo: El acoso laboral puede ser muy estresante y puede tener un impacto negativo en la salud mental y física. Es importante que cuides de ti mismo, tomes descansos regulares y busques apoyo emocional si lo necesitas.

Preguntas frecuentes: conoce más sobre los efectos del acoso laboral

Ahora bien, cuando hablamos de mobbing y las consecuencias de la humillación, es probable que se generen una gran cantidad de preguntas. A continuación te dejamos algunas respuestas a preguntas frecuentes para saber cómo abordar un caso de acoso laboral.

¿Cuáles son las consecuencias de la humillación y el mobbing?

La humillación en el trabajo puede tener un impacto negativo significativo en la salud mental y emocional de una persona. Puede socavar la autoestima, la autoconfianza y la sensación de valía personal, lo que puede llevar a sentimientos de vergüenza, culpa, ira, tristeza y desesperación.

Las personas que te humillan pueden empujarte a una renuncia inesperada o ausentismos por el miedo a atravesar una situación de acoso.

¿La humillación laboral puede generar traumas?

La respuesta es sí. La exposición continua a la humillación en el trabajo puede provocar una variedad de problemas de salud mental, incluyendo trastornos de ansiedad, depresión, estrés postraumático, trastornos del estado de ánimo y síndrome de burnout. Además, la humillación laboral también puede tener efectos negativos en la salud física, como problemas gastrointestinales, dolores de cabeza y enfermedades cardiovasculares.

¿Qué tipo de apoyo se le brinda a una víctima de mobbing?

  • Escuchar: una de las formas más importantes de apoyo es simplemente escuchar y validar la experiencia de la víctima. Es importante brindar un espacio seguro para que la persona pueda compartir sus experiencias y emociones sin temor a ser juzgada o minimizada.
  • Derivar a servicios profesionales: si una persona está experimentando efectos graves en su salud mental y emocional, puede ser necesario derivarla a servicios profesionales, como psicólogos o terapeutas, para recibir tratamiento y apoyo adicional.
  • Conexión con recursos legales: en algunos casos, puede ser necesario conectar a la víctima con recursos legales, como abogados especializados en acoso laboral, para ayudar a proteger sus derechos y tomar medidas legales para poner fin a la situación de mobbing.
  • Apoyo emocional y social: es importante que la víctima tenga apoyo emocional y social, ya sea de amigos, familiares o colegas de trabajo que puedan brindarle ánimo y compañía.
  • Adaptaciones laborales: a veces, puede ser necesario hacer adaptaciones en el ambiente laboral de la persona para reducir la posibilidad de futuros episodios de mobbing, como cambiar la ubicación del puesto de trabajo o reasignar tareas.

¿Cómo prevenir el acoso laboral?

La prevención del acoso laboral comienza con una cultura laboral positiva y el establecimiento de políticas y procedimientos claros para abordar el comportamiento inapropiado. Aquí hay algunas formas de prevenir la humillación laboral y sus consecuencias:

Establecer políticas claras: la empresa debe contar con políticas claras sobre el acoso laboral y el procedimiento que se debe seguir si se presenta una queja. Estas políticas deben ser comunicadas de manera efectiva a todos los empleados y se debe garantizar que sean conocidas y comprendidas por todos.

Capacitación en prevención de acoso laboral: debe incluir información sobre lo que constituye el acoso laboral, cómo identificarlo y cómo informarlo.

Fomentar una cultura de respeto y colaboración: puede incluir actividades de team building, programas de reconocimiento y recompensa, y una política de puertas abiertas para fomentar la comunicación y el diálogo.

Establecer un sistema de quejas: es importante que la empresa establezca un sistema de quejas confidencial y efectivo para que los empleados puedan informar cualquier caso de acoso laboral o comportamiento inapropiado sin temor a represalias.

Importante: Este artículo es exclusivamente informativo. En Psicomentando no diagnosticamos ni recomendamos tratamientos. En caso de que necesites ayuda, consultá con un profesional.

Referencias bibliográficas

  • Chappell, D., & Di Martino, V. (2006). Violence at work. International Labour Organization.
  • Duffy, M., & Sperry, L. (2011). Mobbing: Causes, consequences, and solutions. Oxford University Press.
  • Piñuel, I. (2001). Mobbing: Cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo (Vol. 67). Editorial Sal Terrae.
  • Zapf, D., & Einarsen, S. (2005). Mobbing at Work: Escalated Conflicts in Organizations.
Abrir chat
Hola!
¿Necesitas una consulta psicológica?