Un debate acerca de la fidelidad: ¿Qué es la monogamia?

La monogamia, un término que ha sido objeto de innumerables debates, mitos y cuestionamientos a lo largo de la historia de la humanidad, sigue siendo un tema de gran relevancia en nuestras vidas. En un mundo lleno de opciones y constantes cambios sociales, las ideas sobre lo que significa ser fiel y comprometerse en una relación monógama a menudo se enfrentan a desafíos y contradicciones.

¿Estamos diseñados para ser fieles a un único amor? ¿O estamos traicionando a nuestra naturaleza poligámica? En Psicomentando nos interesa responder estas y más preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.

En este artículo, exploraremos en profundidad los mitos y realidades que rodean a la monogamia, y daremos respuesta a preguntas esenciales sobre su significado, su relación con la poligamia y su papel en la evolución humana. 

Pero no sólo se trata de analizar teorías y datos científicos, sino también de brindar orientación práctica. Discutiremos la posibilidad de que una relación sana pueda o no ser monógama, y te proporcionaremos consejos valiosos para evaluar si la monogamia es la elección adecuada para ti, así como estrategias para vivir relaciones monógamas felices y satisfactorias.

Significado de monogamia:¿qué es realmente?

La monogamia, un término que a menudo se asume como un concepto simple y bien definido, es en realidad un tema mucho más complejo de lo que podría parecer a simple vista. 

La mayoría de las personas asocia la monogamia con la fidelidad y la exclusividad sexual en una relación de pareja. Sin embargo, su significado abarca mucho más que eso y su comprensión profunda nos lleva a explorar las dinámicas humanas, sociales y psicológicas de las relaciones amorosas.

La definición de monogamia se refiere a la práctica de tener una sola pareja sexual o romántica a lo largo de un período de tiempo determinado. 

En la monogamia, se espera que ambas partes de la relación renuncien a la intimidad romántica o sexual con otras personas mientras están juntas. Esta forma de relación suele basarse en la exclusividad, la confianza, la lealtad y el compromiso mutuo.

Este tipo de vínculo puede tomar varias formas, desde el noviazgo y el matrimonio hasta la convivencia y la formación de familias. Es una norma cultural y social en muchas sociedades en todo el mundo, aunque las actitudes hacia la monogamia pueden variar según la cultura y la época.

Definición de monogamia

Monogamia Versus Poligamia

El debate sobre la elección entre monogamia y poligamia en la sociedad actual es un tema complejo que abarca una variedad de perspectivas y opiniones. Mientras que la monogamia ha sido tradicionalmente considerada la norma en muchas culturas, la poligamia y otras formas de relaciones no monógamas están siendo cada vez más discutidas y consideradas.

Los defensores de la monogamia argumentan que la exclusividad emocional y sexual en una relación monógama promueve la estabilidad y el compromiso a largo plazo. Se cree que esto proporciona un entorno seguro y predecible para criar a los hijos y para el crecimiento personal de la pareja.

En muchas culturas, la monogamia se considera la norma y está arraigada en tradiciones y valores culturales. Algunas personas abogan por mantener estas normas culturales y creen que la monogamia es una parte esencial de su identidad y comunidad.

Los defensores de la poligamia argumentan que la capacidad de mantener múltiples relaciones puede brindar una mayor variedad emocional, sexual y de apoyo. Esto puede satisfacer diversas necesidades y deseos de las personas.

Muchas personas argumentan que las relaciones no monógamas generalmente están más abiertas a una comunicación asertiva y honesta sobre deseos, límites y expectativas. Esto puede fomentar una mayor comprensión entre las parejas y, en definitiva, mayor responsabilidad afectiva.

¿Qué ocurre con las relaciones abiertas?

Una relación abierta es un tipo de relación no monógama en la cual las personas involucradas consienten en que sus parejas tengan relaciones románticas o sexuales con otras personas fuera de la relación principal. Estas relaciones pueden variar ampliamente en términos de estructura y reglas, ya que dependen en gran medida de los acuerdos específicos que las parejas establecen.

Las parejas en relaciones abiertas suelen establecer acuerdos claros sobre lo que está permitido y lo que no lo está. Esto puede incluir reglas específicas sobre el uso de protección, el tipo de relaciones que están permitidas y cuándo se debe informar sobre las conexiones externas.

En una relación abierta, se valora la independencia y la autonomía individual. Cada miembro de la pareja tiene la libertad de explorar conexiones fuera de la relación principal sin sentirse coartado o controlado.

El respeto mutuo es fundamental en una relación abierta. Las parejas deben respetar los límites y deseos de su compañero, así como las reglas acordadas. El consentimiento y el respeto son clave para mantener la salud de la relación.

Existe algo que se denomina como “Jealousy Management” o Gestión de los Celos, que implica el reconocimiento de que los celos pueden aparecer, pero que es importante aprender a manejarlos de manera saludable. Las parejas a menudo trabajan juntas para comprender y abordar los sentimientos de celos cuando surgen.

Además, la salud sexual es una preocupación importante en las relaciones abiertas. Se alienta a las parejas a tomar precauciones para mantener su salud sexual y la de sus parejas.

Las relaciones abiertas pueden evolucionar con el tiempo. Las parejas pueden ajustar sus reglas y acuerdos a medida que crecen y cambian. La flexibilidad es esencial para adaptarse a las necesidades cambiantes de las personas involucradas.

Es importante destacar que este tipo de vínculos no son adecuados para todos, y lo que funciona para una pareja puede no ser adecuado para otra.

La monogamia en la evolución humana: un análisis psicológico

A medida que exploramos el papel de la monogamia en la evolución humana, nos adentramos en una travesía que combina antropología, biología, psicología y sociología para entender cómo esta característica de nuestras relaciones ha evolucionado a lo largo de los milenios y cuál es su impacto en la psicología humana.

La monogamia tiene un componente emocional profundo. La capacidad de formar lazos emocionales fuertes y duraderos con una pareja ha sido crucial para el bienestar psicológico y la cooperación en la crianza de los hijos. Explorar la psicología detrás de la formación de estos lazos y cómo afectan la satisfacción y el apego en la relación es fundamental.

Mirando atrás en la evolución, podemos analizar cómo la monogamia ha evolucionado en respuesta a los cambios sociales y culturales. ¿Cómo ha influido la cultura en la forma en que entendemos y practicamos la monogamia hoy en día?

¿Estamos hechos para ser fieles a una única persona?

A pesar de los beneficios evolutivos y emocionales de la monogamia, también presenta desafíos psicológicos. Los sentimientos de celos, la tentación de la infidelidad y las dinámicas de poder en la relación son temas que merecen una exploración en profundidad.

Desde una perspectiva biológica, algunos argumentan que los humanos tienen inclinaciones naturales hacia la promiscuidad sexual debido a las estrategias reproductivas y la competencia por los recursos genéticos. Argumentan que la monogamia puede ser antinatural desde una perspectiva puramente biológica.

Monogamia significado

Sin embargo, también se ha demostrado que los humanos tienen una tendencia innata a formar vínculos afectivos fuertes con sus parejas. La liberación de hormonas como la oxitocina y la vasopresina durante el sexo y el contacto íntimo puede reforzar estos lazos.

La cultura y la sociedad desempeñan un papel crucial en la promoción de la monogamia como norma social. Muchas culturas han establecido expectativas de fidelidad en las relaciones, lo que puede influir en las decisiones y comportamientos de las personas.

En la actualidad, ¿la monogamia está en crisis?

En la sociedad contemporánea, las normas y las actitudes hacia la monogamia han experimentado cambios significativos en comparación con generaciones anteriores. Las personas están explorando una gama más amplia de opciones de relación, incluyendo relaciones abiertas, poliamor y otras formas no monógamas. Esto ha llevado a una mayor apertura en la discusión sobre la monogamia y ha cuestionado su posición como la norma dominante.

Algunos argumentan que la alta tasa de divorcios y la frecuencia de relaciones a corto plazo en la sociedad actual indican una “crisis” en la monogamia tradicional. Sostienen que la monogamia ya no garantiza la estabilidad o la satisfacción en las relaciones.

Un aspecto clave aquí son las redes sociales, que han introducido nuevas dinámicas en las relaciones. La facilidad de conectar con otras personas en línea ha creado canales más fáciles para engañar a las personas con menores probabilidades de ser descubiertos. 

Entonces, ¿la monogamia está en crisis? Si bien algunos ven cambios en las normas y actitudes hacia la monogamia como un signo de “crisis”, otros los ven como una evolución natural de las relaciones humanas en un mundo diverso y en constante cambio.

Hoy en día estamos en condiciones de afirmar que la monogamia seguirá existiendo… pero no es la única opción y, para muchos, ya no forma parte de sus posibilidades de vincularse.

Una relación sana puede o no ser monógama

Una premisa fundamental es que una relación sana no depende necesariamente de ser monógama. 

Tanto en las relaciones monógamas como no monógamas, la comunicación abierta y honesta es esencial para una relación sana. Las parejas deben sentirse cómodas compartiendo sus deseos, necesidades y preocupaciones, y deben ser capaces de escuchar y entender las perspectivas del otro.

En última instancia, lo que define una relación sana es una elección personal. Cada pareja tiene la libertad de determinar qué tipo de relación es la mejor para ellos, ya sea monógama, no monógama u otra variante. La clave es que ambos estén de acuerdo y se sientan satisfechos con la dinámica de su relación.

Sin embargo, sabemos también que elegir la no monogamia requiere todo un esfuerzo consciente de aceptar cambios y consecuencias en uno mismo y en la pareja. ¿Cómo saber si estoy hecho para la monogamia o necesito abrir mi relación? Es lo que trataremos en el apartado siguiente.

¿Cómo darme cuenta si la monogamia es lo mío?

Determinar si la monogamia es adecuada para ti es una cuestión personal y depende de tus propios valores, deseos y experiencias. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para reflexionar acerca de ti mismo:

  • Autoevaluación de tus valores y necesidades: Reflexiona sobre tus valores personales y lo que consideras importante en una relación. Pregúntate si valoras la exclusividad emocional y sexual, o si te sientes más cómodo con la idea de relaciones no monógamas.
  • Experiencias pasadas: Considera tus experiencias anteriores en relaciones. ¿Te has sentido satisfecho y feliz en relaciones monógamas en el pasado? ¿O has tenido experiencias que te han llevado a cuestionar si la monogamia es lo adecuado para ti?
  • Comunicación con tu pareja o posibles parejas: Si estás en una relación o estás buscando una, es fundamental hablar abierta y honestamente sobre tus preferencias y expectativas. Comparte tus pensamientos y sentimientos sobre la monogamia con tu pareja o posibles parejas para asegurarte de que estén en la misma página.
  • Reflexión sobre tus necesidades emocionales y sexuales: Considera tus necesidades emocionales y sexuales. ¿Sientes que puedes satisfacer estas necesidades en una relación monógama? ¿O crees que podrías necesitar una mayor diversidad de experiencias o conexiones?
  • Hablar con un terapeuta: Si tienes dificultades para determinar cuál es el enfoque adecuado para ti, considera hablar con un terapeuta o consejero. Pueden ayudarte a explorar tus sentimientos y pensamientos más a fondo y brindarte orientación personalizada.
  • Toma de decisiones consciente: Al final, la decisión de si la monogamia es lo adecuado para ti es personal. No hay una respuesta única o correcta. Lo más importante es que te sientas cómodo y satisfecho con tu elección y que puedas comunicar tus necesidades y deseos a tu pareja de manera abierta y honesta.

¡Recuerda que las preferencias en las relaciones pueden cambiar con el tiempo, por lo que lo que sea adecuado para ti en un momento dado puede no serlo en el futuro!

Consejos para vivir relaciones monógamas felices

Cada relación es única, por lo que es importante adaptar estos consejos a sus propias circunstancias y necesidades. 

  • Comunicación abierta y honesta: La comunicación es clave en cualquier relación. Hablen abierta y honestamente sobre sus pensamientos, sentimientos, deseos y preocupaciones. Escuchar activamente a tu pareja y comprender sus puntos de vista es fundamental.
  • Establecer expectativas claras: Desde el principio de la relación, es importante hablar sobre lo que ambos esperan de la monogamia. Esto incluye discutir temas como la exclusividad emocional y sexual, los límites y las expectativas en cuanto a la comunicación con personas externas.
  • Tiempo de calidad juntos: Dediquen tiempo de calidad el uno al otro. Esto puede incluir actividades compartidas, citas románticas o simplemente estar juntos sin distracciones. La calidad del tiempo juntos fortalece la conexión emocional.
  • Mantener la intimidad: La intimidad emocional y física es esencial. Cultiven la conexión emocional a través de conversaciones significativas y expresiones de amor y cariño. Mantengan una vida sexual saludable y satisfactoria.
  • Aprender a resolver conflictos: Las disputas y desacuerdos son normales en cualquier relación. Aprendan a abordar los conflictos de manera constructiva, escuchándose mutuamente y buscando soluciones juntos en lugar de culpar o pelear.
  • Apoyarse mutuamente: Sean un apoyo constante el uno para el otro en momentos de alegría y dificultad. Estén allí para celebrar los éxitos y ofrecer apoyo en los momentos difíciles.
  • Mantener intereses individuales: Aunque es importante pasar tiempo juntos, también es saludable mantener intereses y actividades individuales. Esto les permite crecer como individuos y enriquecer la relación con nuevas experiencias.
  • Gestión de los celos: Los celos pueden surgir en cualquier relación, pero es importante abordarlos de manera constructiva. Hablen sobre sus sentimientos de celos y trabajen juntos para comprender y manejar estas emociones.
  • Evolución y Adaptabilidad: Las relaciones cambian con el tiempo. Estén dispuestos a adaptarse y evolucionar juntos a medida que enfrentan nuevos desafíos y etapas de la vida. La flexibilidad es clave para una relación duradera.
  • Expresar Agradecimiento: No den por sentado a su pareja. Expresen regularmente su gratitud y aprecio el uno por el otro. Las muestras de afecto y agradecimiento fortalecen el vínculo emocional.

Busca ayuda profesional si es necesario. Si enfrentan desafíos significativos en la relación, consideren la posibilidad de buscar la orientación de un terapeuta o consejero de parejas. La terapia puede proporcionar herramientas y estrategias para abordar problemas de manera efectiva.

Referencias bibliográficas

  • Barash, D. P., & Lipton, J. E. (2002). The myth of monogamy: Fidelity and infidelity in animals and people. Macmillan.
  • Fisher, H. (2005). Why we love: The nature and chemistry of romantic love. Macmillan.
  • Fromm, E., & Rosenblatt, N. (2000). El arte de amar. São Paulo: Martins Fontes.
  • Gottman, J. M. (2011). The science of trust: Emotional attunement for couples. WW Norton & Company.
Abrir chat
Hola!
¿Necesitas una consulta psicológica?