Cómo Superar una Infidelidad y Reconstruir tu Relación

Las relaciones de pareja son intrincadas y pueden enfrentar una variedad de desafíos a lo largo del tiempo. Uno de los obstáculos más dolorosos y difíciles de superar es la infidelidad. La infidelidad puede sacudir los cimientos de una relación, dejando a las personas con una mezcla abrumadora de emociones, preguntas sin respuesta y una sensación de traición.

Sin embargo, aunque la infidelidad puede ser devastadora, no necesariamente marca el fin de una relación. Muchas parejas han logrado superar este obstáculo doloroso y han reconstruido sus vínculos de manera más fuerte y saludable.

En este artículo, buscamos explorar a fondo el tema de la infidelidad en las relaciones de pareja. En Psicomentando reflexionaremos sobre qué se considera infidelidad, las causas subyacentes, el impacto emocional y cómo abordar este desafío. También discutiremos estrategias y consejos para superar una infidelidad y reconstruir la confianza en la relación. Además, examinaremos el papel crucial que desempeña la terapia de pareja en este proceso de recuperación.

¿Qué dice la psicología de la infidelidad en las parejas?

La infidelidad es un término que se utiliza para describir la acción de ser desleal o traicionar la confianza en una relación de pareja comprometida.

Día a día, los psicólogos trabajan con personas que intentan superar una infidelidad. Parte del trabajo implica explorar las causas subyacentes de la infidelidad. Esto puede incluir problemas de comunicación, insatisfacción en la relación o necesidades no satisfechas.

Una pregunta común: ¿Qué se considera infidelidad?

Algunas parejas pueden tener una definición más estricta de la infidelidad, mientras que otras pueden ser más flexibles.

La infidelidad puede tener diferentes definiciones y matices según las culturas y las parejas, pero en términos generales, se refiere a la violación de la exclusividad sexual o emocional en una relación de pareja comprometida. Lo que se considera infidelidad puede variar de una relación a otra, pero podríamos definir algunas de las formas más comunes de infidelidad.

La infidelidad sexual ocurre cuando una persona se involucra a nivel sexual con alguien fuera de su relación de pareja sin el conocimiento o el consentimiento de su pareja. Puede incluir tener relaciones sexuales, besos apasionados, caricias íntimas u otras actividades sexuales.

La infidelidad emocional, aunque no siempre implica actividad sexual física, la infidelidad emocional ocurre cuando una persona se involucra emocionalmente con alguien fuera de su relación de pareja de una manera que cruza límites de intimidad y compromiso. Esto puede incluir confidencias íntimas, coqueteo, sentimientos románticos o amorosos, o incluso enamorarse de otra persona.

En la era digital, la infidelidad también puede ocurrir en línea. Esto implica interactuar de manera inapropiada o íntima con alguien a través de mensajes de texto, correos electrónicos, redes sociales, aplicaciones de citas u otros medios en línea, incluso si no hay un contacto físico real.

A veces, las personas pueden ser infieles en términos de fantasía, lo que significa que pueden tener pensamientos o deseos sexuales o románticos hacia alguien que no sea su pareja, aunque estos pensamientos no se traduzcan en acciones concretas. Algunas parejas consideran que incluso las fantasías pueden ser una forma de infidelidad si se mantienen en secreto y afectan la relación.

También se puede hablar de infidelidad financiera. Esto se refiere a ocultar dinero o gastos significativos a la pareja, realizar inversiones importantes sin su conocimiento o tomar decisiones financieras importantes sin su consulta. Aunque no es una forma de infidelidad emocional o sexual, puede erosionar la confianza en una relación.

Las mentiras y la falta de sinceridad en una relación también pueden ser consideradas formas de infidelidad emocional o de confianza. La violación de la confianza y la honestidad en una relación es un tema serio y puede ser tan perjudicial como la infidelidad sexual o emocional.

¿Qué podemos determinar de esta reflexión? Cada pareja tiene su propia definición y comprensión de lo que considera infidelidad en su relación. En última instancia, lo que importa en una relación es la comunicación y el acuerdo mutuo sobre lo que es aceptable y lo que no lo es… por ejemplo: una traición.

¿Existe amor cuando hay infidelidad?

La pregunta sobre si el amor puede subsistir en medio de la infidelidad es una cuestión compleja y altamente debatida en el ámbito de las relaciones. La realidad es que no hay una respuesta única y definitiva, ya que la experiencia de cada pareja es única y depende de varios factores.

Es importante reconocer que los seres humanos son seres complejos y, a veces, cometemos errores y actos de traición incluso en relaciones en las que hay amor profundo. La infidelidad no siempre es un indicador directo de la falta de amor.

Algunas parejas encuentran una manera de sanar después de la infidelidad y, sorprendentemente, refuerzan su amor y compromiso mutuo. A través de un proceso de comunicación, perdón y reconstrucción de la confianza, algunas relaciones pueden salir fortalecidas.

Sin duda, para que el amor subsista después de la infidelidad, ambas partes deben estar dispuestas a trabajar en la relación y hacer cambios significativos: es lo que en psicología llamamos responsabilidad afectiva

Quiero perdonar una infidelidad pero no puedo

Reconocer que deseas perdonar una infidelidad, pero te resulta increíblemente difícil es un paso importante en el proceso de sanación después de una traición en una relación. Esta lucha interna es una experiencia profundamente humana y puede generar una montaña rusa de emociones que pueden ser difíciles de manejar. 

Puedes sentir una intensa tristeza, ira, traición y confusión, junto con un deseo genuino de perdonar y reconstruir la relación. Reconoce que estas emociones contradictorias no son incompatibles. Es posible sentir amor y dolor al mismo tiempo. No te apresures en el proceso.

El proceso de perdón no es lineal ni rápido. Requiere tiempo y paciencia. Aceptar que no puedes perdonar de inmediato es un paso vital hacia la curación. Pero… ¿alcanza con sólo dejar pasar el tiempo?

El tiempo por sí solo no garantiza el perdón ni la reconstrucción de la confianza en una relación. Es necesario un enfoque activo y consciente para avanzar en el proceso de perdón y sanación.

Puede ser un proceso gradual en el que las personas trabajan en perdonar a su propio ritmo. A veces, el perdón parcial o condicional es un paso intermedio en el camino hacia la sanación completa.

¿Está mal perdonar una infidelidad?

El perdón es influenciado en gran medida por los valores y las creencias personales de cada individuo. Algunas personas pueden creer en el poder del perdón como un acto de liberación y sanación, mientras que otras pueden considerarlo inaceptable en ciertas circunstancias.

La naturaleza de la relación, la duración, la historia compartida y otros factores pueden influir en la decisión de perdonar. Algunas parejas pueden tener una base sólida y un compromiso mutuo que les permita trabajar en la recuperación, mientras que otras pueden encontrar que el perdón es inalcanzable debido a las circunstancias.

Las razones detrás de la infidelidad, las circunstancias que la rodean y las acciones posteriores a la traición pueden desempeñar un papel importante en la decisión de perdonar. Algunas personas pueden encontrar más fácil perdonar si sienten que su pareja está sinceramente arrepentida y comprometida a cambiar.

Es importante destacar que perdonar no significa necesariamente olvidar ni minimizar el impacto de la infidelidad. También es válido y comprensible que algunas personas opten por no perdonar y elijan seguir adelante sin la persona que las traicionó.

¿Cómo recuperar la confianza después de una infidelidad?

La reconstrucción de la confianza es un proceso bidireccional. ¿Qué significa? Que ambas partes de la pareja deben trabajar juntas para superar el impacto de la infidelidad. Aunque, por supuesto, cada parte tendrá que lidiar con sentimientos distintos y con una tarea distinta. La pareja infiel deberá “hacerse cargo” de sus acciones y demostrar un compromiso genuino de cambiar. Por su parte, la pareja traicionada deberá reconstruir la confianza poco a poco.

¿Cómo pueden trabajar juntos para hacerle frente a esta dura etapa de la relación? Te mostramos cinco claves para saber cómo enfrentar una infidelidad de manera inteligente.

1. Comunicación abierta y honesta

Establece un espacio seguro para hablar sobre lo sucedido. Ambas partes deben estar dispuestas a expresar sus pensamientos, emociones y preocupaciones de manera honesta y respetuosa.

Escucha activamente a tu pareja y muestra empatía hacia sus sentimientos y puntos de vista.

2. Transparencia total

La persona que cometió la infidelidad debe estar dispuesta a ser completamente transparente en cuanto a sus acciones, movimientos y comunicación. Esto puede incluir compartir contraseñas, registros telefónicos u otra información relevante.

Esta transparencia ayuda a demostrar un compromiso genuino para reconstruir la confianza.

Una infidelidad puede fortalecer una relación

3. Cumplimiento de compromisos y condiciones

Si se han establecido acuerdos o condiciones para la reconciliación, es fundamental cumplir con ellos de manera consistente.

La consistencia en las acciones es esencial para demostrar que la persona que cometió la infidelidad está comprometida en cambiar y reconstruir la confianza.

Es importante que ambos miembros de la pareja estén de acuerdo en estos compromisos y que se sientan cómodos con ellos. Los acuerdos no deben ser restrictivos para la libertad o la autonomía de la otra persona.

Por ejemplo, la revisión constante del teléfono o de las conversaciones privadas puede generar más desconfianza en lugar de construir confianza. Los acuerdos deben centrarse en la reconstrucción de la relación en lugar de imponer un control excesivo.

4. Evita los sentimientos de culpa

La persona que cometió la infidelidad debe asumir la responsabilidad por sus acciones, pero también es importante evitar la autocrítica excesiva y la culpa paralizante. Aprender y crecer a partir de la experiencia es esencial.

5. No revivir constantemente el pasado

Si bien es importante discutir y abordar el tema de la infidelidad, no caigas en el patrón de revivir constantemente el pasado. Esto puede dificultar la recuperación y mantener la relación en un estado constante de tensión.

En algún momento, es crucial comenzar a mirar hacia el futuro y enfocarse en construir una relación más saludable.

¿Sirve la terapia de pareja después de una infidelidad?

¡Así es! La terapia de pareja puede ser extremadamente beneficiosa después de una infidelidad. Puede proporcionar un espacio seguro y supervisado en el cual ambas partes pueden hablar abierta y honestamente sobre lo que sucedió, cómo se sienten y sus expectativas futuras.

Un terapeuta de pareja puede ayudar a evitar conversaciones destructivas y fomentar la comunicación efectiva. Incluso puede ayudar a identificar las causas subyacentes de la infidelidad, como problemas en la relación, insatisfacción emocional o falta de comunicación.

Al comprender las causas, es más probable que las parejas puedan abordar los problemas de raíz y tomar medidas para prevenir futuros incidentes.

La terapia de pareja por infidelidad ayuda a aprender estrategias efectivas para lidiar con el dolor emocional y el trauma resultante de la situación que los lleva a consulta. También pueden brindar orientación sobre cómo reconstruir la confianza y fortalecer la relación.

La persona que cometió la infidelidad puede asumir la responsabilidad de sus acciones y comprometerse a hacer cambios significativos para evitar futuras traiciones. 

Un terapeuta de pareja es un tercero imparcial que puede ayudar a moderar las conversaciones, reducir el conflicto y ofrecer una perspectiva objetiva sobre la situación. Esto puede ayudar a evitar que las discusiones se vuelvan destructivas o cíclicas.

La terapia para superar una infidelidad también puede ser individual, y puede proporcionar un marco para el crecimiento personal y la mejora de las habilidades de relación.

Muchas relaciones son testigo de que sí existe amor cuando hay infidelidad. La infidelidad puede ser un terremoto emocional, pero no necesariamente marca el fin del camino. Recuerda que cada relación es única, y el proceso de recuperación puede variar en duración y dificultad. Sin embargo, con la atención adecuada y el apoyo profesional, muchas parejas han logrado no sólo superar la infidelidad, sino también construir relaciones más fuertes y saludables.

Referencias bibliográficas

  • Beck, A. T. (1990). Con el amor no basta: cómo superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de pareja. Barcelona [etc]: Paidós, 2003 Barcelona [etc.]: Paidós, 2003.
  • Fromm, E., & Rosenblatt, N. (2000). El arte de amar. São Paulo: Martins Fontes.
  • Spring, J. A., & Spring, M. (1996). After the affair: Healing the pain and rebuilding trust when a partner has been unfaithful.
Abrir chat
Hola!
¿Necesitas una consulta psicológica?